viernes, 18 de mayo de 2007

La leyenda del niño chico

El niño chico nació grande y cubierto de pelo. El niño chico pasó las tres primeras semanas de su vida llorando de pura pena que le daba abandonar su casa materna.

El niño chico, pasadas esas tres primeras semanas, paró de llorar, y comenzó a beber leche dulce y a dejarse besar.

El niño chico creció, y a los dos años realizó sus primeros dibujos. Pintaba círculos huecos que después rellenaba con primoroso cuidado de un mismo color. El niño chico demostró ser aplicado desde esa edad de dos años.

El niño chico tenía tres hermanas mayores y un hermano pequeño, y se entendía bien con ellos, y le gustaba observar sus movimientos, y sus reacciones. Y le molestaba cuando alguno gritaba o lanzaba cosas al suelo, el desorden le dolía en los oídos.

A los cuatro años el niño chico ya sabía escribir y casi leer.

A los siete comunicó a su papá y a su mamá que de mayor iba a ser crítico literario, sólo le entendió el abuelo, que los escuchó de lejos, y es que en la casa del niño chico también vivía su abuelo.

El cuerpo del niño chico cambió y se enamoró por primera vez. Ya entonces sintió que algo en el pecho se le estaba viniendo abajo… era su corazón, el corazón del niño chico que casi se le salió la primera vez que conoció el amor.

El orden del niño chico devino en desorden y arbitrariedad a la edad de catorce años. Entonces, hasta los propios hermanos, consideraron a niño chico como a un extraño. El abuelo sí lo comprendió, y es que el niño chico estaba creciendo.

Pasaron los meses, el niño chico definió su propio carácter, tranquilo, pero cuando se le acumulaban sensaciones notaba algo muy fuerte en el pecho que le hacía marear. Por eso la madre resolvió llevarlo al médico.

Tiene dos corazones su hijo, señora, las radiografías así lo confirman. Cuídese de que este niño ande siempre bien querido, pues si sufre lo hará doble.

Y así se hizo.

Y en la casa se decidió cuidar al niño chico como a un noble, y él quedó allí instalado, paseando sus dos corazones hinchados de bienes por los pasillos.

19 comentarios:

bruji dijo...

leyenda o verídico debe ser complicado sentir por duplicado.
Sentir emparra, pues doble emparrada... no sé como se puede sobrellevar, inquieta, no sé como acelerará doble inquitud.estres mas estres....y si cada corazoncito se vuelca en sentires contradictorios....enamorado y desenamorado al mismo tiempo....contento y triste...creo que suficiente con uno. ya da bastante guerra.besos al niño chico

D A V I D dijo...

Qué bonito, hermana, qué bonito!

D A V I D dijo...

Lo bueno de los dos corazones es que se compensan

Mari dijo...

Es precioso...

Pero tuve una sensación rara al leerlo, y todavía no la descifro. Sentí algo de pena, o de preocupación por lo de los dos corazones, no sé... Soy lenta para que se procesen las cosas en mi cabeza, últimamente estoy usando más las sensaciones. Claro, no puedo explicar.

Ya me aclararé y te diré.

Besos!

Mari dijo...

Ay, no sé, no sé...

A ver: él es bello. Es raro, pero quién no es raro...

Está bien? No se siente encerrado? Sabe de su capacidad y de su fortaleza? Se atreve? Eso. Y bueno,no sé de dónde me salen esas preguntas...

Besitos

nüSh... dijo...

un día yo también escribí una historia sobre un hombre con dos corazones.
Sí.

pero mi protagonista estaba (todavía lo está) feliz, porque amaría el doble.
Creo que no sopesó lo del sufrimiento...


http://caramelosdealgodon.blogspot.com/2007/02/toc-toc.html


mi historia era casi tan bonita como la suya, creo.
Pero sólo casi.

ahhh dijo...

igual el niño chico, ya ni tan niño ni tan chico, continua teniendo los corazones de un niño chico en el cuerpo, porque al haber sido protegido para evitarle doble sufrimiento, se le ha privado de obtener doble placer.

Siento pena por el niño chico al que no se le dejó ser hombre...

(me gustó mucho el relato).

D A V I D dijo...

Lo que más me gusta es que decidieran cuidar al niño chico como a un noble.

Loredhi dijo...

bruji,

Y sin haberlo preparado te ha salido un pareado.

Yo paso también de tener dos corazones... menuda murga! cuando no proteste uno lo hará el otro.

Deivid,

O se descompensan... no sé no sé

Mari,

Yo tampoco sé si en realidad da pena o no da pena... Encerrado sí, pero sólo por el final que tiene...

Srta. Nüsh,

Esa historia suya la había leído. Hoy lo he vuelto a hacer y la felicito por ella. Es un relato maravilloso, y tierno, y muy inteligente. Además está dedicado a ese ser isleño tan querido por nosotras, lo que todavía le da más valor.

Ahhh,

Gracias. Sí, quizá el niño chico debía crecer.

Hermano,

qué bueno.

SKT dijo...

tener dos corazones...
si habeces es duro tener uno, tener dos debe ser horrible.

Por otra parte lo maravilloso de esta vida es sentir, si no sintieramos no tendria sentido vivir y llegado el tiempo de resumir no tendriamos nada que recordar, nada que nos diera la impresion de haber vivido. y es que tanto los buenos momentos, como los malos, son los que nos hacen sentirnos personas. Lo bonito de vivir es tener una vida llena de altibajos emocionales, con poquitos bajos pero alguno de vez en cuando para poder valorar los altos...

todo esto por dos...

alomejor es demasiado,no?

Stacy Malibú dijo...

Que bonito Loredhi....de verdad..pero que chungo no? Tener dos corazones....si ya es chungo vivir a veces con uno....

Pero bueno....yo una vez conoci a un tio que tenia dos culos y era feliz...por que no con dos corazones???

Loredhi dijo...

Skt,

Quizá para algunas personas tener dos corazones sea demasiado, quizá para otras no sea suficiente. Dependerá de la calidad, de los corazones, de la persona.

Stacy,

Eso de los dos culos y tu amigo tan feliz me hace pensar en un chiste malo: va un hombre y compra una garrafa de aceite y va y luego la pierde...

Ja

JOHNNY INGLE dijo...

Sí, sí, el relato es hermoso como una catedral gótica. Y espiritual, otra vez como una catedral gótica.

No creo que por tener dos corazones se sufra más o se sientan las cosas el doble, porque justo ahora se están usando los procesadores de ordenador DUAL CUORE, el mío lo es, y jamás le he escuchado el más mínimo quejido, suspiro o "ay" lastimoso.

Supongo que con dos corazones uno puede ir por la calle y ponerse verraco por el culazo de una morena, al tiempo que con el otro corazón uno se enamora platónicamente de una rubia platino que va justo en la dirección contraria.

Economícamente no va bien tener dos corazones: a uno le piden limosna y hay que entregar dos euros: uno por cada pálpito.

Además: ahora se ha descubierto que el órgano con el que se sufre es el páncreas y no el corazón, lo que pasa es que esto no se divulga porque para a los poetas les suena fatal la palabra pancreas: y no inspira.

Loredhi dijo...

Sr. Ingle,

Y yo que pensaba que era el corazón,
el que me producía esa sensación extraña...
digestiones muy largas o demasiado cortas
temblor en las manos
taquicardias trotadoras
y anginas anudadas...

pero no...

es el páncreas,
esa glándula con forma de pera
que se esconde del estomago
y burla al señor hígado
tras dos o tres vértebras...

qué sé yo...

y que me lleva como un gallo de veleta
que con el pico me indica
por dónde vienen las hormonas
adónde se van las enzimas.

Evita dijo...

No puedor!!!

Loredhi dijo...

evita,

pues tómate guisantes con quesor!!!

Loredhi dijo...

Y de un amigo:

En el corazón del páncreas

Se viste de pequeño el páncreas
y te describe luna en la plaza de tu vientre,
expoliador de surcos donde nacen las campanas y
y tus brazos amapola,
diabética consumada desnuda
y madre en sueño
y calibra la saliva de un beso
y la cara del alma.

Y secreta

y secreta sustancias
las divagaciones vertebradas de una niña
en el tuétano prodigiosamente pulido.

Muchacha en el páncreas y trasfusión del pecho en el verano del pensamiento…

JOHNNY INGLE dijo...

andá, genial:
usted va a inaugurar la generación de poetas pancreáticos.
(esto suena bien, hay que reconocerlo).

Sin pretenderlo, usted superó a gamoneda e inventó un lenguaje.
Prosiga, dé rienda suelta a las vísceras.

¿Qué es poesía, dices mientras clavas en mi pancreas tu pancreas añil.

Por cierto, hoy se presentó en sociedad el nuevo Picantus...

Dicen que trae un culo aún más dinámico, y que espera conquistar muchos corazones sensibles.

Bueno, desperta jugos pancreáticos...

ahora mismo estoy bailando en Second Life...

Loredhi dijo...

Poetas pancreáticos... suena realmente bien. Crearemos nueva onda visceral... sí, sí, hace falta dar rienda suelta a estas vísceras que se nos apelmazan de puro hastío...

Nuevo Picantus?... ay, Sr. Ingle, que segundas partes nunca fueron buenas... Me quedo con el original, el del culo culo.