miércoles, 17 de octubre de 2007

Noche

Las palmeras se inclinan,
los autos alineados duermen el motor de aquel discípulo,
los brazos se asoman por la barandilla de una respiración.

Se mira las manos
y los dedos abarrotados de uñas
que no terminan de salir por el orificio de las penas.

La estampa le acongoja,
le llena de disparos la cabeza
y comienza otra vez
aquel movimiento extraño entre las sienes,
aquel bullir,
aquel despedazarse las articulaciones
hasta quedar una sola,
aquellas tiras de la piel que caen
ocultando para siempre al sol
del enclave
de las palmeras.

Le gustan,
le gustaría tener una de ellas
simplemente para abanicar su infierno
y sudar a la serpiente de cabezas que se ha colgado de su frente.

3 comentarios:

bruji dijo...

y no será un "ficus" lo que se mueve en el raconet de su casa...?????aunque si mi chica prefiere palmera que cubra su idílico desayuno al balconet...tambien tenemos solución pasese por lloc37 y saldrá con su palmera bajo el brazo....a mi las uñas no me preocupan pero si por culpa de este extresante ritmo que llevamos voy a parecer china: trabajo de sol a sol y los ojillos cada vez se me cierran un poquito mas cada vez. escribe que yo te contesto sin sentido. mil besets

Loredhi dijo...

El ficus en perfectos estados. La palmera se admite también, aunque no muy grande, que si no no me cabe la bici de mickey. El idílico desayuno en balconet es pitillo nocturno. Y ya está.

El síndrome de china andante también lo padezco yo. Ya sabes, renovarse o dormir.

bruji dijo...

mejor nos embarcamos en el plan renove porque soy de las que piensan que tienen placa solar en el melonet y lo que es dormir....muy bien no sé lo que es...eso sí el pitillo nocturno lo mejor con las estrellas...por favor, bicimickey: el verde es vida....seremos respetuosas con tu espacio!!!! te mando volandito fotillos agilesadas. besets