miércoles, 9 de enero de 2008

Catálogo de manías infructuosas

- Morderme las uñas y caminar fijándome en los colores del suelo y evitando tener que parar.
- Comenzar a leer desde el final lecturas livianas y olvidar a menudo para qué existe la memoria.
- Mirar raro, tomar ojeriza a determinadas personas, a determinados nombres, a determinadas cosas, todo eso sin motivos.
- Fumar insistentemente y también olvidar hacerlo igual de insistentemente.
- No pinturas en la cara.
- Callarme de largo cuando me apetece, hablar demasiado sin querer.
- Dormir tapada hasta arriba.
- Chocolate
- Chocolate
- Y chocolate.
- Beber agua a morro.
- Los colores lisos y siempre un disfraz de sombra.
- Hacer que soy vieja sin serlo, hacer que soy niña sin serlo, hacer que soy normal sin saber exactamente qué debe ser eso.
- Cucharilla larga para el desayuno
- Ducha eterna y caliente
- Soledad.
- Altavoz al enfadarme.
- Pacifismo y alta dosis de mala leche todojunto.

6 comentarios:

nüSh... dijo...

Señora Loredhi.
Me gustan las cosas que a usted le gustan.
Unas sí, otras no.

Pero para qué engañarnos.

Yo a aquí he llegado hoy con el propósito de hacer propaganda de mi nuevo blog (ilustraciones a cargo de un pequeño genio)


http://losadasdecalyarena.blogspot.com

Y eso.

Inés Infante dijo...

siempre algo nuevo muy tuyo, me gusta tu catálogo lleno de sinceridad y transparencia,muy buena!!
mmmmm...chocolate!! jajaja
:D
verdes besos,
carmen

brujabesucona dijo...

uy si yo tuviera algo que añadirrrr manias,vicios, placeres hay momento para casi todo,susto o di gusto que prefiere chocolate de cebolla o cebolla de chocolate....vas a venir a degustarlo lo sé.mi reí mago estaba inspirado y yo ....no te cuento debes verlo con tus ojillos de pelo corto. mil besets cuantos dias.....besus a toda la avenida.

brujilista dijo...

manias o vicios ocultos....quien se salva, quien quiere salvarse...vienen con el pack de oferta...si quieres se lo lleva y si no quiere para el prox.besetes

JOHNNY INGLE dijo...

Morderse las uñas no es tan infructuoso como parece: a veces se convierte en una manía productiva, en concreto, puede producir cultivos de hongos.

Como terapeuta experto, y para combatir el vicio de tomar ojeriza a determinadas personas, yo le prescribo tomar la oreja a personas intedeterminadas. Se conoce como "terapia de los usos contrios". ¡Y resulta, oiga!

En cambio, la animo a continuar con la paleta de colores lisos. Que bastantes disgustos tiene ya de por sí el diario acontecer como para que nos sobresalte con estampados de leopardo o abigarrados floripondios.

Salud

Loredhi dijo...

Srta. Nüsh, he visitado su nuevo hogar y me gusta. Y eso.

No podía ser de otra manera.


Inés Infante,

El chocolate es único. Besos transparentes.

brujabesucona,

No me mezcles el choco con la cebolla que eso yo no lo pruebo ni bajo amenaza de muerte. Choco puro.

brujilista,

Manías o vicios ocultos forjan una personalidad, tú lo sabes.

Pronto te veo.

Sr. Ingle,

Me supera su sapiencia respecto a las psicopatologías graves... Me haré cultivadora de musgos de esos porque Usted lo dice, ya que yo no encuentro más relación a mis uñas mordidas que con el tema "grandes dosis de calcio echadas a perder por los suelos". Muy triste, cierto es.

Lo de la ojeriza no tiene remedio.