lunes, 2 de junio de 2008

Primavera

Las hojas en blanco que no escribe Loredhi crepitan bajo las suelas de sus zapatos de primavera.

Loredhi odia la primavera, odia vestir con colores claros, las pieles prematuramente morenas, los estampados de temática selva y las filas de dientes sospechosamente brillantes... Loredhi odia no calzar sus botas porque no toca, que la gente esté más sonriente, o más motivada o más ausente o más excitada únicamente porque es primavera... En realidad lo que Loredhi odia es que se tenga que hacer algo concreto porque es una fecha.

El aire es frío, hoy Loredhi camina zigzagueando el hambre de toda una mañana y se detiene en un semáforo rojo. De pronto se acuerda de sus calcetines azul grueso reposando sobre la cama. Y de sus botas negras en un rincón. De las tiritas tapando rozaduras en los pies descalzos de una mujer sin brazos... Y ahora llueve... llueve otra misma tarde y todo vuelve a parecerle ayer. Y Loredhi entonces se deja mojar, e imagina que es ella y que es otoño y que camina con sus hermanos pisando un charco por cada tres pasos..., sólo por cada tres pasos, no vale trampa.

El semáforo cambia a verde, y las hojas en blanco que no ha escrito Loredhi se deshacen bajo la suela de sus malditos zapatos nuevos color primavera.

1 comentario:

brujiiiiii dijo...

siempre puedes como yo ...llevar los mismos zapatones todo el año hasta su muerte....que ya falta poco, verdaderamente han recorrido mucho.supercompañeros...si hoy llevo sandalias pero tambien vuelvo con mis botas alguna noche...no soy de reglas...piensa que ya es veranete y medio vacaciones junio ya se acaba y aun no estoy morena...no pasa res...sonreiremos al verano, al otoño, invierno y primaveraaaa porque no....yo ya nací alteradita...besetes