jueves, 27 de agosto de 2009

Huecos


Un hueco hace luz en el límite de la orilla,
las huellas de un caníbal arañan la sombra que viene de lejos
o se va.

Un hueco invade el funeral de la lluvia sobre el alquitrán que hierve,
se apaga una vela,
la danza del humo ya no suena a melancolía,
la danza del humo ya no suena a canción triste de kamikace oscura.

Una sombra planea,
un cóndor abre las alas y atraviesa capas de la piel que ya no caben en una sola mujer,

sólo se oye el mar.

6 comentarios:

Edmundo Mantel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edmundo Mantel dijo...

Joder, por fin ha despertado. ¡¡¡ Anda que no se pone mimosa usted !!!.

Mire, Señora, lo que le hace falta a usted es que el cóndor le dé un par de aletazos en sus mofletes, luego agarrarla por los pelos y meterle la cabeza en el agua (del mar)a intervalos de 45 segundos durante diez minutos.

Y luego dejarla libre, tan fresca, a seguir empujando la bolita del mundo con sus ganas. Que ya está bien de tanto alquitrán.


Perfectos Saludos.

Loredhi dijo...

Sr. Edmundo Mantel,

Más que mimosa me pongo Gilipollas Perdida. Ya sabe, uno nace, no se hace.

Respecto al remedio que propone, me parece un tanto brusco para empezar, pero me ha dado una idea: hoy me voy a meter la cabeza en el mar.

Sin cóndor.

Y sin cronómetro, of course.

Edmundo Mantel dijo...

Si se ahoga, ponga fotos en el blog.



Perfectos Saludos.

Loredhi dijo...

Pues vale, si me ahogo, lo de las fotos se lo dejaré encomendado a mi hermano D A V I D ¿lo recuerda? él es el único de la familia que conoce la existencia de este Blog, además tiene idea y LUZ para la fotografía.

Y también le diré a mi amiga M. que me maquille como ella sabe que lo hace muy bien. Y en su maletín tiene rimel del que aguanta mucha mucha agua.

Bye bye mundo

Edmundo Mantel dijo...

Claro que recuerdo a su hermano D A V I D. Ahora que me he reactivado voy a pasarme por su blog para saludarlo: hace tiempo que no nos tomamos nada juntos.

¿Tiene usted una amiga que se llama M.?

Joder, qué suerte tienen algunas.


Perfectos Saludos.