martes, 26 de junio de 2007

Se abre el camino

Y al fin
hoy,
siento que se abre mi camino.

Me llegó con la música de ella cantada a dos voces y media en el coche. Me llegó con un día de aire de fuego. Me llegó con una sonrisa de niña de dientes abiertos, hollito en mejilla y mirada de avellana madura. Y con los ojos de oliva de su hermano siguiéndole el juego.

Mi camino está lleno de tierra roja y verde pino de Serra. De zapatillas de huida. De espejos que día tras día me han chequeado el alma sin piedad, sin consideración alguna, obligando a sacar alegría a una nube agrietada en las formas. Lleno de gargantas de piedras que suben la arena a mis ojos. Llenos de esfuerzos por mantener el poco timón a la vista. De cuadros de miedos colgados en el pasillo.

Lleno de prisas, de ajetreo de despistes, de llamadas, de olvidos, de risas, papeles, papeles, tareas pendientes, de enfados, despotriques, de culpas, y otra vez la dichosa arenilla. En los ojos. Y el esfuerzo por mantener la mirada erguida.

Lleno de voces amigas, de besos, de besos besos, de soledad, de cocina, de manos que indican, que toman, de abrazos, de hombros, de espaldas regaladas.
De magos y de brujas. De luceros. De apoyo, de fuerza, mujeres que empujan y empujan la barca y la sacan y la dejan al fin caer a su propia deriva.

Se llena de una niña que quiere llevarse bajo el brazo únicamente su desorden de libros, aquel periquito enamorado de sí mismo, y una inútil caja fuerte repleta de aire y sesenta y siete céntimos de euro.

Aunque parezca insignificante, es toda una vida.

11 comentarios:

D A V I D dijo...

Pistaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!

Edmundo Mantel dijo...

Sra. Loredhi;

Limpiar la arena
de tus ojos,
será fácil,
tanto
como echar
el cerrojo,

tanto como pisar
sobre la pena
y mirar hacia
adelante

tanto como quedarse
con recuerdos
buenos
y enterrar
los malos
tan hondo

que se fundan
en el horno
donde se
fraguan
las almas,

Desterrar la arena
de los ojos
es tan fácil
como
andar
hacia
nosotros.


Perfectos Saludos.


P.D.: Ya le he respondido a su comentario sobre las mamás polvo.

bruji dijo...

camino hacia el sol,
donde no hace falta nada más que la compañía que llene su corazón y algunos maestros en proporcionar alegrias que no es poco más de treinta y siete euretes!!!(bronceador, colchoneta, toalleta,.....broma, solo ganas)))y mirar tan alto y satisfecha de esa marcha atlética. la meta es la ciencia.mil besos

nüSh... dijo...

Fíjese usted,
que mi camino también se ha abierto hoy.
Aunque veremos
si luego no se cierra.

Mis más sinceras felicidades,
amada Loredhi,
pues sin usted
su camino no tendría sentido.

Maryum dijo...

El tiempo todo lo cura, dice el dicho. Ánimo Loredhi que el camino por recorrer tambien traerá sus cosas buenas y dentro de poco el miedo ya no lo será.
Sonría y limpie esos ojos arenosos que le impediran ver lo bueno, que puede estar al doblar la esquina.
Saludos Potosinos

Juan Pescado dijo...

Al paredón la sequía…

Es casi una vida
y la loba araña la sombra
tragando luces,
tragando el yeso de luna
cincelando imágenes los bocetos
y la existencia.

Las mesas sientan
las aguas de la quietud
y fusilan la luz terrible
y la sombra de el azul colérico.

Se precipita el vértigo
y la resurrección de un cántico
agrietando la salazón de los arenales…
Y desciende fértil la lágrima
ahuyentando la sequía de silencio
y el sueño de aceite que no resbala.

Evita dijo...

Y solo faltaba yo, que se me llevó un rio de agua cálida y al ser pingüina me costó un poco habituarme... qué te digo yo si la insignificancia es la parte más importante de mi vida?
Amiga te sales, pero no del camino, del mundo, así que...

Loredhi dijo...

David,

Que voy.

Sr.Mantel,

Limpiando la arena de mis ojos
conseguí vislumbrar entre tanta y tanta niebla
unos ojos...

unos ojos de almendra acostada
que con un brillo tranquilo me decían...

así
así,
así se camina.

P.D.: Ya lo he leído, y me gustó.

Bruji,

Eres una aprendiza de filósofa: la meta es la ciencia. Tú no caminas hacia, tú eres SOL.

Srta. Nüsh,

Su camino acaba de comenzar, no se va a cerrar.

Nunca deje de escribir. También poesía.

Maryum,

Y aquí llegan frescos tus saludos potosinos cargados de pintura nueva.

Esa arenilla se fue.

Juan Pescado,

Y cae la lágrima
y recoge con su sendero
el rostro bañado en pupilas.

Y la retira.

Y toma la sal derramada
con la punta de los dedos
y la huele...

... aroma a pared vencida.

Evita,

Ay, Evita qué bien lo sabemos... lo bello reside en las cosas tontas, absurdas, pequeñas, como un secillo concurta en una piscina bebé.

mabel dijo...

Saludos trazados entre berrinches y pataletas, siempre por triplicado, triplicados también los besos...

Ángela dijo...

Loredhi, realmente lo que hace la vida mejor son esos pequeños recuerdos y cosas que parecen insignificantes pero te llenan de valor y de memoria cada día. Sigue guardándoles en tu baul de mujer eterna.

Evita dijo...

El sofá, una estanteria que se cae del coche, el modernisimo coche que pita y pita por llevar el maletero abierto, las cervezas frias por fín, ventanas abiertas, piscina iluminada, rincón listo, buen olor, pero donde estan los ceniceros?????