sábado, 1 de noviembre de 2008

Es la noche

La noche es el lunar gris que alberga tu espalda,
es la última calada en el rincón del moribundo,
la textura de un alfiler perdido
entre las vetas del mármol.

La noche es el amago de la saliva,
manida gota de lluvia tras los cristales,
el terror diminuto sobre la almohada
de incienso metalizado en bruma,
es la punta del puñal del asesino que te aguarda tras el hombro.

La noche es el gemido de una cisterna a deshoras,
el sangrado de una virgen,
el oficio cuentagotas de un grifo impertinente
es la noche una tísica errata al pie de un sueño.

2 comentarios:

Juana Pérez dijo...

¡Ufff! Loredhi crece, crece, crece, y pronto será tan grande, que tendremos que crujir las cervicales para mirarla a los ojos.
Tremenda Loredhi...

Anónimo dijo...

Quién eres, loredhi? Fernando?