lunes, 4 de febrero de 2008

Del grupo Normal

Loredhi nunca tuvo anécdotas demasiado interesantes para contar, ni destacó en la clase por popular, ni por líder ni por nada, solamente un poco por dar por el saco a alguna profesora en particular. Loredhi no fue la atrevida ni la estudiosa, ni tampoco la guapa ni la alta ni la buena deportista. A Loredhi le daba tremenda vergüenza cantar sin soledad y recuerda que le pusieron unas gafas terribles en quinto de básica que muy pronto perdió adrede para no tenerlas que llevar.

La vida de Loredhi podría clasificarse como que fue del grupo Normal.

Loredhi se crió entre chicos y también entre mujeres mayores, por eso entiende más o menos a los hombres y por eso le dan pena las señoras de más de cincuenta. Loredhi odiaba el color rosa, los diminutivos, las niñas rubias, los lazos, cualquier tipo de vestido y los calzados que no fueran deportivos. Pedía muñecas sólo por fastidiar, y después las abandonaba en un rincón y olvidaba vestirlas de nuevo o pasarles el cepillo por aquel pelo tan raro.

Loredhi fue cuidadosa hasta que comprobó la poca utilidad del orden, fue soñadora hasta que comenzó el insomnio, estudió música hasta que se aburrió de la constancia y deseó tener un perro hasta que se independizó.

Loredhi siempre fue una tímida disimulada y una aspirante a eterna vagabunda, a caminar mirando al suelo por el camino de tierra y a patear las piedras una por una, respirando muy hondo y soplando hacia los ojos para no tener nunca que mostrar a nadie que sabe llorar. Porque eso es de diminutivos, de vestidos, de lazo y de niña. Y Loredhi siempre quiso ser todo menos eso.

5 comentarios:

Juana Pérez dijo...

Me entusiasmo con Inés porque veo aquí a tu alter ego. Y también contigo, porque ese alter ego es de pura carne y puro hueso, el yo más genuino que se desprende de las caretas, el que sólo somos capaces de enseñar cuando escribimos.
Un besazo, poeta.

bruji y lorenita dijo...

niña, tu reniña hermana y la pequeña loredi nos sentimos identificadas... hacemos lo mismo con las muñecotas, nuestras mascotas se quieren y odiamos los cardados y los zapatitos triquismikis....el rosa cada dia nos gusta mas....por llevarte la contraria...quien es normal....que es normal hoy...besos pueta.

Loredhi dijo...

juana pérez,

a mí me entusiasma tu presencia. En ello estamos, sigamos quitándonos caretas. Y a ver qué pasa.

bruji y lorenita,

a vosotras dos os voy a dar, pareja de trikismikis, sois lo menos parecido a lo normal que he conocido, versión mini una, versión moderna la otra.

bruji dijo...

cierto nunca fui normal, hace unos pocos años queria que me pusieran gafas y aparato de dentolos y hoy quizas me carde el pelo...no tonteta sigo con mis greñas.un beset trikismikis res, le damos a casi todo... xarraeta organisasao lo inorganizable cotilleos de xicas....un dia me la llevo de parrandita. besets

Gotardo dijo...

Veo tu disgusto por los diminutivos y lo subo a odio. ¡Apuesto por el superlativo!

Un abrazo.