miércoles, 16 de julio de 2008

Rotación vs. catálogo

Loredhi ya no escribe desde donde comenzó a hacerlo un año atrás. Loredhi cambia, como todo lo que le rodea, y a menudo le cuesta reconocerse... no hace un año, ni hace cuatro, le cuesta reconocerse hasta la mínima expresión a la que se pueda traducir el pasado, hasta un segundo atrás, o menos.

A Loredhi ya no le excita callejear, ni consumir una panoja de maíz a deshoras, ni zarandear percheros con ropas odiosas, ni parecer que charla animadamente en una patética terraza de moda con olor a suelo y orín, a Loredhi le gusta cobijarse tras catálogos ficticios de personas. Están, las que conducen, las que se untan de la modernidad hasta resultar dañinas, las alternativas falsas, las verdaderas, pero que entonces ya no van de alternativas, las que huelen a vainilla, o a coco, o a nada, las que apestan; las circulares o las palo, las peludas y las sintéticas... Las que caminan, las que esperan sentadas en la parada de un autobús, las auténticas, las clónicas, y así hasta llegar al número que sigue al número más alto... Y Loredhi sabe que siempre ha sido alguna de ellas, pero hoy le parece que nunca...

Pasó un segundo y ya todo ha cambiado, hasta el lugar desde el que comenzó a escribir este absurdo texto circular sin título.

3 comentarios:

Edmundo Mantel dijo...

Sra. Loredhi;

Somos una Compañía canadiense de vanguardia y estamos interesados en montar franquiciados de personas en la península ibérica. Ya hemos instalado algunas tiendas con notable éxito en las Islas Canarias y, en base a lo positivo de esta experiencia, nos hemos decidido a ampliar mercado al resto de España. Por casualidad hemos encontrado este post y hemos detectado que es usted una gran conocedora de las distintas variedades que presenta la personalidad humana (teniendo encuenta toda la gama de estupideces que la raza concentra) y nos ha parecido muy interesante proponerle a usted el puesto de Gerente de Franquiciados para la Zona Este. Tenemos un amplio muestrario de catálogos de personas que, unido al suyo, entedemos que podría suponer una sinergia muy adecuada para la progresión de este novedoso negocio que nos reportaría unos dividendos de lujuria.

Le ofrecemos sueldo fijo más comisiones, billetes de metro para la observación de los demás, coche oficial coreano chiquitito, gatos persas para el abrillantado del calzado, chófer-masajista morenazo de culo prieto, zumos de melón y una imagen corporativa a base de elegantes puntitos rojos y contemplación de trocitos azules del cielo en mañanas despejadas.

Quedamos a la espera de su respuesta.

Perfectos Saludos.

Anónimo dijo...

Espiral de letras...

Loredhi dijo...

Sr. Mantel,

A ver, seriedad.

Usted es Uno y no Una Compañía Canadiense, a ver si se piensa que no sé contar. En la fotita hay UN asno y no UNA PUERTA metálica de una empresa EN CANADA, así que no me intente tomar el pelo, valevá.

En cualquier caso, si UNA compañía Canadiensequeconocemantel me lee, porfavor, acepto el empleo. Necesito dinero. Acepto condiciones y comisiones. Puedo observar a las personas y después en el mismo día enviar al Canadá los análisis específicos. También puedo espiar, poner zancadillas, seleccionar, toma de muestras .... de cualquier tipo de ser humano que habite en la zona Este.

Este Verano además he coincidido con una variedad muy interesante, hasta ahora inexistente en mi catálogo: el grupúsculoplayero... Más datos la Cía.


Anónimo,

Espiral siempre, de letras, de ideas, de todo...