lunes, 28 de julio de 2008

Una joya


El llanto está de fiesta

de María Peiró, mujer y poeta.

Si se pudieran encuadernar las ganas,
si fueran cuadros los minutos
en los que somos ombligo y todo.
Si en cualquier esquina se pudiera colgar el cartel de siempre
para nunca más soñar cuando se pueda.

Porque nadie es la desdicha que se esconde
y ata al mundo,
lo empaqueta,
lo enmudece.

Si pudiéramos encuadernar las ganas
y torcer cualquier tobillo, que doliera,
que doliera entre la tinta, que doliera
y doliera por la sangre, por las normas,
por los charcos de dolor...
que doliera y doliera solo porque el llanto es bueno
y duele.

4 comentarios:

Juana Pérez dijo...

El encuentro se nos hace imprescindible, un lugar común donde liberar nuestras locuras, y aquí en tu casa, me encuentro como en casa. Gracias amiga poeta, por cederme este lugar y compartirme. Feliz verano.

Tenochtitlán dijo...

Loredhi es para mí poesía
siempre lo será

aunque haya dejado de ser Nüsh (con diéresis en la u) para ser el dios del sol

Saludos infinitos, Loredhi

nicolás dijo...

oops creía que lo habías dejado cuando pusiste "fin" hace unos meses...

Veo que no y me alegro!!!

Loredhi dijo...

juana pérez,

Gracias a ti por escribir maravillas como ésta. Feliz vuelta al cole.

Tenochtitlán,

Pero ¡¡¡¡Qué alegría volverla a ver de nuevo, Srta. Nüsh!!!!. Pronto pasaré por su nueva casa a tomar unas cervecitas y conversar con Usted acerca del pasado presente futuro por ejemplo.

Nicolás,

Bueno es que puse FINE, y eso como es en italiano pues para este blog que es en español no vale.