miércoles, 7 de noviembre de 2007

Metamorfosis y un cambio

Y siguen las mismas rutinas, las mismas tareas pendientes, las mismas prisas, la misma nocturnidad, y el mismo cielo arriba. Y sigue la misma anulación primitiva del orden.

Y hasta la terraza es parecida, alumbrada por la respiración de una colilla mal prendida, por el humo, por la cuna de unas piernas que se acurrucan en la espalda de la insomne apoyada en el cristal. Y sólo cambia en el paisaje la bicicleta roja, los paquetes de arena, los maceteros pintados a mano de niño... y las palmeras. Lo demás igual.

O casi.

Porque encuentras una. Una sola carta que ya marca la diferencia. Un comodín que se metamorfosea con la lengua y con eso te basta.

Basta para seguir barriendo baldosas, para seguir saltando de una a la otra con los zapatos grandes y sucios que parecen de chico. Basta para dejar de dar importancia a la cara recostada sobre el lado derecho, a los símbolos. Basta para dejar de pensar.

Y el recorrido te va regalando fragmentos de viejas búsquedas, de ladridos de un sabueso drogodependiente de todo y de nada. De un vaiven, de una noria, de un charco que se va secando y hace emerger esa sombra que baja la cabeza y mira, con esos ojos castaños y raros e insistentemente indiferentes.

Pero no. No te engañes. Cualquier respiración puede ser la última.

7 comentarios:

Vinila dijo...

Precioso Lorena, de verdad, que muy bonito, en que te has inspirado?

nüSh... dijo...

Sabiniano es este texto.
En concreto me recuerda a la que considero mi canción favorita, "La canción más hermosa del mundo".


Como amante de los tacones le diré que los zapatos "como de chico" son preciosos igualmente, y que yo hace tiempo que busco unos de jazzman, blancos y negros. Sí.









Saludos, Loredhi.
Acepte mis disculpas por mi larga ausencia.



PD:Está usted nominada.

D A V I D dijo...

Hola hermana,

¿Cómo vas? Acabo de escribir un e-mail a Alvarete a ver que se cuenta. Nos vemos este finde.

Besos

Loredhi dijo...

Vinila,

Gracias.

Seguramente si yo te pudiera explicar en qué me he inspirado... sería porque no lo habría escrito yo. No tengo ni zorra. Será una mezcla entre mirarse hacia dentro y rescatar.

Srta. Nüsh,

No conozco la letra de esa canción, en cualquier caso es un halago. Inmerecido por supuesto. Aunque me lo quedo, no lo rechazaré por pura educación.

Sí, los zapatos como de chico siempre tienen su rollo. Al menos se les coje cariño.

Aceptadas total.

P.D. Ay

Hermano,

Me encantan tus coments personalizados. Te quiero tanto. Cacho pan que eres.

brujilla dijo...

porque pensar en el último respiro....suspira la bruji adivina que sabe no todo lo que va a pasar pero sí mucho de lo que nos falta disfrutar!!!!mil aventuras y desventuras, dos mil viajes aunque sea a gilete, 3mil tertulias y pongamos 7mil cenorrios por ejemplo....empecemos a coordinar nuestras no agendas...dia a dia lo que surja....y que surjan mil eventos que podamos disfrutar un dia de tacones locos otro de zapaton chico que tu y yo sabemos y tenemos ya hasta con telarañas....y mucho camino recorrido... esta vida la disfruto yo como quiero y tu??? suena a cancion pero no te voy a decir cual me viene a la cabeza porque estoy riendome sola otra vez!!!!besets

Loredhi dijo...

¿Que la bruji también suspira? no lo puedo creer.

Ten cuidado que eso es síntoma de humano y tú eres paloma.

bruji dijo...

paloma 0 - murcielaga - 37.besos