martes, 27 de noviembre de 2007

Trizas

De pronto quieres largarte, desaparecer, hundir la cabeza en una almohada llena de sueños y meter una pierna y luego la otra y colarte por ella, o sacarle las plumas y la pelusa y jugar, o tener una granja, o un paraguas que nunca vas a utilizar aunque te inundes de lluvia, varios perros que te dará pereza cuidar, o ese look más definido que no consigues ni aposta.… sacarle la lengua a ese señor bigotudo que se ha saltado el semáforo, o lustrarte los zapatos aunque sea por una vez. No reírte cuando toca.

De pronto te quieres salir de la vida y abstraerte en ese trocito de acera que dejaste libre por si acaso.

De pronto los símbolos dejan de ser símbolos para ser algo más en la lista de cosas que sencillamente están. De pronto una idea.

De pronto una ciudad.

De pronto una mujer que quiere largarse y desaparecer, hundir su cabeza en una almohada llena de sueños y meter una pierna y luego la otra…

4 comentarios:

Edmundo Mantel dijo...

Sra. Loredhi;

... Entonces, te acercas a la barrra y pides: "Otra cerveza".




Perfectos Saludos.

Loredhi dijo...

Sr. Mantel,

Una
buena
opción.

Anónimo dijo...

la mejor opcion y despues otra....pero siempre con colegas, no la tengamos que ingresar en alcoholics reconocidos.....ya estic así. sigo cansada y voy a meter un monton de pies en mi cama, no me he vuelto pulpo, es que me pesan tanto como si fueran cien. mil besets

Loredhi dijo...

anónimo, que sé que eres la bruji por tu forma de escritura valencianoautomática, única en el mundo mundial y universal.

Las cervezas siempre en buena compañía, aunque nos pesen los pies.

Besets ciempiesmil.