domingo, 2 de septiembre de 2007

León dormido

Las alas del león reposan sobre su espalda.

Respira los ruidos que llegan a su guarida al compás de la ventana tibia, y la luz se escurre por la persiana dibujando tatuajes de polvo sobre los hombros, sobre la cara, sobre las prendas de la piel del ermitaño dormido.

Respira profundo. Tal vez sueña. Y se abandona moribundo entre los brazos de la desidia.

Subsiste con las gotas de agua que inundan sus miserias, y que entran en su cuerpo a través de los poros de las letras. Eso es lo único que lo mantiene vivo, combinaciones de palabras que arrancan insolentes lo poco que le queda de hombre.

Hoy piensa mucho en su lluvia secreta y en el color que le deja su risa. Hoy la lágrima trazó un sendero de cristal hacia ella. Brota el reflejo de su canto y el trazo doloroso le muestra un camino con vida.

Ausente de caricia se levanta, yergue el corazón herido, abre la mirada y toma la mano de la mujer querida.

2 comentarios:

brujiiiii dijo...

he oido al león por mi ventana, pero la he abierto por si de cás.... entra tarzan. de todas formas no me extraña porque este fin semana valencia estaba llena de leonas, concretament lacañada, yo casualmente pasaba por allí, creo que era una concentración selvática animal no brutal...y creo que habia testimonio gráfico de ello. los paparazzis no paraban de descargar sus flashes una y otra vez hasta que las perdieron entre las vias del tren.cogieron otro rumbo. consultaré mi eficaz gps.....podriamos unirnos a ellas.ya tu dirás.

Loredhi dijo...

querida bruji,

que entre tarzán que entre tarzán parlant el valenciá. Ja.

Tu eficaz gps titi no nos sirve ni para encontrarnos la punta de la nariz... Je.