lunes, 25 de mayo de 2009

Urgencia

La velocidad se apodera de Loredhi. Conduce con la rapidez de los demás y no piensa en sus propios movimientos. Muros con carteles de conciertos y espectáculos derraman restos de cola y palabras pequeñitas que casi no se entienden. Loredhi lee y siempre queda aquello en un ya iré, porque a la semana siguiente, no, al día siguiente, los carteles han cambiado y la cola sigue chorreando por abajo y Loredhi nunca ha ido. Y siempre le da frío aquella pareja en moto.

La velocidad hace que Loredhi sienta en urgente y que quede todo en un ya será, hoy no da tiempo. Y un semáforo en rojo ahorca los segundos y el tiempo se muere y los hombres están parados. La velocidad de Loredhi baraja naipes que nunca se equilibran, que perdieron la oportunidad de ser castillo y derrumbarse, corta la respiración con tijeras de manicura y sangra por la punta de la lengua.

Pum pum pum sesenta así y el minuto muere, y queda azul y frío y seco, y nace uno nuevo con el verde de un semáforo triste.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Loredhi tiene el piso del ego

céntrico.

Anónimo dijo...

Y dice demasiados palabros huecos.

Loredhi dijo...

Sr. Anónimo x dos,

Su opinión me parece muy respetable, aunque lo primero no lo pillo.
Loredhi escribe como escribe, puede que raro, pero no va a cambiar. Hay un montón de sitios, en Internet y no, en los que Ud. puede encontrar palabras rellenas a su gusto. Aquí es lo que hay. Paraguay.

Lautréamont dijo...

Espero que Loredhi no fuese al volante de una ambulancia.

Y espero que le haya dado tiempo a ocultar el cadáver del minuto, antes de que llegue un guardia civil con bigote y empiece a hacer preguntas incómodas...

Loredhi dijo...

Sr. Lautréamont,

No, Loredhi no conduce modelo ambulancia, conduce modelo pikantusrojo.

El cadáver del minuto no costó esconderlo, porque es pequeño, sesenta pumpum caben debajo de la alfombrilla, por ejemplo. Lo verdaderamente comprometedor fue disimular el hedor a descomposición rápida... ya sabe, un minuto es demasiado liviano.
Vino un guardia civil, pero sin bigote, es que eso ya no se estila.

nicolás dijo...

ñi ñi...Las imagenes de tus palabras me las he imaginado no urgentes sino en plan matrix tipo "bullet time" a cámara "lenta"...
Una vez convertidas en imágenes les pondría esta música

http://www.youtube.com/watch?v=hG-Q24uF_JY



Aunque desde hace mucho musicalmente soy más indiepop que todas las cosas...

El otro día me acordé de esta canción "rock épica" la ponían mucho en aquella discoteca naquerana, "Malibu" ñi ñi que jóvenes eramos O_=

http://www.youtube.com/watch?v=k91xtAWWZGg

Loredhi dijo...

Sr. Nicolás,

En vista de su modernidad manifiesta, queda Usted nombrado Asesor de Imagen y Sonido Blog Loredhi. Además de Experto en Remembering Grandes Temas Ochenteros...

Discoteca Malibú... Sr. Nicolás, nunca deja de sorprenderme.