viernes, 24 de noviembre de 2006

Un niño

Pequeña, hoy cumples siete años. Felicidades, amor.

Cuando tenía seis años, un niño que luego se hizo aviador, hizo un dibujo muy curioso de una serpiente boa con un elefante dentro. Leyó en un libro sobre el Bosque Virgen que la serpiente boa tragaba a sus presas sin masticar y quiso dibujarla. Cuando mostró su dibujo a las personas grandes, éstas no se asustaron. Pensaban que era un sombrero. Ya ves, pensaban que una serpiente boa con un elefante dentro era un sombrero. Ya ves, una tontería. Pues por esa tontería el niño abandonó su prometedora carrera como pintor.

Estudió un oficio y se hizo aviador y conoció a muchas personas grandes, personas que seguían viendo sombreros. Vivió solo, sin nadie con quien hablar verdaderamente, durante mucho tiempo.

Un día tuvo una avería con su avión en el desierto. Allí conoció a un hombrecito muy especial que le pidió dibujar un cordero. Era un niño pero no aparentaba estar perdido. Un niño que no veía sombrero. Un niño que vio el cordero que el aviador dibujó dentro de una cajita, y que lo vio dormido. Ese niño era el principito.

2 comentarios:

Evita dijo...

Ojala, algun dia tu pequeña principita entienda el valor de este regalo, que le hizo un alma vagabunda.

Exnius *_* dijo...

Un bonito detalle. Creo que a todos nos gustaría recibir algo así.

Te felicito por tu blog. Sigue trabajando... Hasta pronto.

http://exnius.blogspot.com/
http://arslibris.blogspot.com/