domingo, 18 de febrero de 2007

Vieja Sonia

Hoy es el cumple de la vieja amiga Sonia. Como no he podido hablar con ella pues le felicito desde aquí.

A Sonia la conozco desde que ella era más alta que yo, es decir, desde hace siglos. Además de compañeras de clase siempre hemos sido vecinas de barrio; vivíamos en la misma calle, en aquellas épocas en las que todavía se bajaba a jugar a la calle por las tardes (..música de violines...). El patio de la finca de Sonia era el más grande, además hacía chaflán y tenía un poco de jardín delante. Era un punto estratégico de reunión. El portero de la finca de Sonia se llamaba Félix, y tenía una cara tan rara tan rara que, como premio, le regalamos un apodo: “El Marciano”. Ciertamente Félix tenía cara de marciano o al menos eso nos lo parecía desde nuestra mirada bajita. Hoy por hoy, cuando alguien nombra Félix siempre me acuerdo de su cara rara metida en una garita de cristal. Y me da rabia asociarlo siempre.

Sonia siempre ha sido como de la familia. Se acoplaba al jolgorio de mi casa llena de hermanos como una más y hasta se llevaba las mismas broncas y los mismos castigos que yo. Las salidas nocturnas, Sonia, permite que las omita porque sino acabo el post para tu cumple que viene y para entonces te quiero hacer otro regalo que no sea éste.

Sonia es del tipo de persona que te da buen rollo. Además pronto será conocida, porque está siendo estudiada por tres científicos rubios con gafas del estado de Colorado, ya que un buen día el reloj biológico se le alteró, con el ozono o con algo más raro, y desde entonces Sonia nos cumple los años hacia atrás. Cuanto más años pasan a ella se le ve más joven. No bromeo. El miedo que me da a mí es cuando llegue el momento en que sea otra vez menor de edad y no nos podamos ir de cervezas con ella. Ni fumar. Hellen, ves pensando algo…. A ver cómo lo solucionamos.

Sonia se nos ha ido este fin de semana de viaje. De viaje de los que a mí me gustan, de los que tienen vida, de los que vuelves doble o mitad, de los que te arrastran sin contemplaciones, de los que pocas veces se hacen, viajes de vuelta con otras camisas. Al irse le aconsejamos, como buenas amigas, que se dejara la cabeza aquí y se llevara sólo el cuerpo, es más, que se llevara dos de cuerpo, que ella es chiquitilla y no nos queríamos quedar sin. No sé si mañana volverá doble o mitad, sí se que en cualquier caso una ronda se nos paga. Y pronto.

5 comentarios:

H. dijo...

Nos volverá el doble o el triple, tendremos una sony mucho más grande de la que estamos acostumbradas, inyectada hasta los topes de energía positiva. Sony las birris las queremos para este finde, que así seguro que algo se nos pega. FELICIDADES!!!!

ESTACY MALIBÚ dijo...

FE-LI-CI-DA-DES....!!!!

Que regalo más genial, no?

Yo quiero uno igual pero en rojo.

ESTACY MALIBÚ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loredhi dijo...

Hellen, que es Lunes, ya me estás tomando carrerilla para el fin de semana... Es verdad, Sony es toda una experta en volver doble

Estacy, vale, vale, yo te haré un regalo igual pero con lazo rojo que es mi especialidad... ya en San Valentín me pasé el día entre lazos colorados...

bruji dijo...

felicidades tambien a sonieta